Marketing de afiliación: Qué es y cómo funciona

Desde nuestra consultoría digital hoy queremos hablarte del marketing de afiliación, que en ocasiones también se denomina marketing de resultados. Se trata de una estrategia que está ganando mucha popularidad a la hora de promocionar productos o servicios. Podemos decir que esta rama comenzó a popularizarse a mediados de los años 90, de la mano de Jeff Bezos, el fundador de Amazon.

Inicialmente se trataba de comercializar productos en páginas web que tuviesen alguna temática relacionada y pagarles una pequeña comisión por las ventas. Hoy en día el sistema ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta esencial del marketing online.

Qué es el marketing de afiliación

Podemos definir el marketing de afiliación como un tipo de estrategia que se centra en la obtención de resultados. Gracias a ella, una empresa o tienda promociona sus productos o servicios por medio de anuncios en webs o blogs que se ofrecen para ello (afiliados) haciendo uso de determinados programas.

Como puedes imaginar, es un modo muy eficaz de expandir la presencia en Internet potenciando la capacidad de llegar a un público más grande. Generalmente, se pueden identificar cuatro componentes en el marketing de afiliados:

  • Anunciante, es decir, la empresa que busca nuevas formas de darse a conocer para aumentar sus ganancias.
  • Afiliado, también llamado publisher. Suele tratarse de páginas webs o blogs que a cambio de una comisión deciden poner anuncios.
  • Programas de afiliación. Se trata de redes que ponen en contacto a los anunciantes con los afiliados, que reciben una comisión según unas reglas establecidas.
  • Consumidores, es decir, las personas que realizan la compra desde la página del anunciante porque les ha llamado la atención un anuncio o banner.

Marketing de afiliación: Qué es y cómo funciona

Por qué el marketing de afiliación es un modelo win win

Por supuesto, los afiliados incluyen los anuncios en sus páginas a cambio de una compensación. Esta adopta la forma de una comisión. Él canaliza las conversiones y el anunciante le premia por ello. Existen diferentes modelos de pago dentro del marketing de afiliación, pero los principales son básicamente dos.

  • El CPA (coste por adquisición o venta). En este caso se consigue el pago si se gana al cliente, es decir, en el momento de formalizar la venta. La cantidad a pagar puede ser fija o puede ser un porcentaje del precio de la venta. En ocasiones, aunque la venta no sea inmediata, el afiliado también puede recibir una comisión pues, a través de las cookies, es posible comprobar la validez del enlace.
  • El CPL (pago por lead). Aquí lo que se premia es que el cliente decida ponerse en contacto con el anunciante, bien sea rellenando un formulario a través del que le deja sus datos o solicitando algún tipo de información.

Este sistema de publicidad es muy efectivo tanto para anunciantes como para afiliados. Para los primeros no supone una inversión extra en publicidad, al contrario, pagan  en base a resultados ya obtenidos con lo que los riesgos prácticamente no existen. Para los afiliados, en general, supone una fuente extra de ingresos con una mecánica relativamente sencilla. Eso sí, deben de tener claro que los anuncios que publican se enfocan en el público adecuado para no perder el tiempo.

Como consultoría digital, en Accom trabajamos en captar y cuidar de tus clientes. No importa la rama en la que se enmarque tu empresa o negocio. Hemos obtenido excelentes resultados con empresas dedicadas al Telco y la educación, inmobiliarias, aseguradoras, financieras, de automoción o de energía.

Recommended Posts

X