Marketing de atracción: atraer leads sin molestar

El marketing de atracción es un concepto que surgió hace ya unos años. Concretamente fue en 2007 cuando lo popularizó Brian Halligan, cofundador y CEO de Hubspot, como oposición al tradicional modelo de publicidad invasiva. Se trataba de un concepto novedoso que pretendía conseguir la generación de leads sin molestar al público con publicidad invasiva. Podemos decir que es el precedente del Inbound Marketing, con el que sigue el mismo principio de atraer a los visitantes despertando su interés.

Lo opuesto a la publicidad invasiva

Y es que su esencia estriba en diseñar estrategias que consigan aumentar las visitas que recibimos en nuestras páginas web, blogs y redes sociales para convertirlas en leads y, por lo tanto, en oportunidades de cerrar ventas. El contenido digital de calidad y de interés está en el centro de este tipo de estrategias. Por ello, tenemos que conocer a nuestro público potencial para ser capaz de crear un contenido que se adapte a sus necesidades.

Muchas compañías de gran éxito a nivel mundial han interiorizado este concepto hasta el punto de diseñar todas sus campañas en torno a él. Ejemplos destacados pueden ser las compañías de bebida Red Bull, Pepsi o Coca-Cola que saben ligar sus marcas a determinados tipos de historias en principio ajenas a ellas, pero del interés de su público potencial.

Si la publicidad tradicional se basaba en llamar la atención de los usuarios interrumpiéndoles e incluso a veces, molestándoles con anuncios en la televisión, banners publicitarios en las carreteras y correos invasivos en la bandeja de entrada de sus emails, el marketing de atracción sigue el principio opuesto. Se trata de que sean los propios usuarios quienes sientan el suficiente interés para acudir e interesarse por nuestros productos y servicios. Los principales especialistas en marketing digital lo definen como la oposición del push contra el pull o del martillo contra el imán.

Marketing de atracción: atraer leads sin molestar

Las cuatro etapas del marketing de atracción

El marketing de atracción se basa en cuatro etapas diferentes y bien diferenciadas. La primera es la de crear. La base del marketing de atracción es la creación de contenido relevante y atractivo para el usuario. Seguramente a estas alturas hayas escuchado muchas veces la expresión “el contenido es el rey”. Y este puede adoptar muchas formas diferentes que van desde posts en los blogs a videos explicativos pasando por infografías o ebooks.

La segunda etapa es la optimización. Es importante que los posibles clientes que se interesen en nuestro contenido puedan encontrarlo del modo más fácil posible para mejorar la experiencia de cliente. Para ello es imprescindible que nos situemos en los primeros puestos en los buscadores. En este sentido, tenemos que dominar el SEO y trabajar con las keywords adecuadas.

La tercera etapa es la promoción. Nuestro contenido tiene que llegar al mayor número posible de personas, las redes sociales son nuestras mejores aliadas en este caso. Lo mejor de las redes es que si el contenido es bueno, son los propios usuarios quienes lo comparten ayudándonos en el proceso de promoción.

La cuarta y última etapa es la de conversión y medición. Se trata de que los usuarios que hemos atraído con el contenido se sientan lo suficientemente interesados como para rellenar un formulario en el que nos dejen sus datos. Además, tenemos que ser capaces de analizar si la generación de leads nos está resultando realmente rentable. Aquí entra el concepto de ROI (Return Of Investment). Se trata de establecer una relación entre la inversión (debemos tener en cuenta no solo la económica, sino por ejemplo también el tiempo) y los beneficios obtenidos.

En definitiva, el marketing de atracción nos ayuda en el proceso de generación de leads de un modo proactivo y eficaz.

Recommended Posts

X